Cómo prevenir las agujetas

Los músculos aprenden a adaptarse a las fuerzas que se ejercen por el cuerpo. Por lo tanto, la mejor manera de prevenir las agujetas es hacer un calentamiento gradual cada vez que comience una rutina de ejercicios. Los aumentos repentinos en la intensidad o una larga duración de la actividad física pueden aumentar la probabilidad de padecer dolores musculares.

Mucha gente propone hacer estiramientos para evitar las agujetas. Desafortunadamente, los estudios científicos no han podido demostrar ningún beneficio en la prevención del dolor muscular. Aunque el estiramiento no se ha demostrado que aumente la probabilidad de desarrollar dolor muscular, probablemente tiene poco efecto en la prevención del problema.

Consejos para ayudar a prevenir el dolor muscular posterior al ejercicio

Si bien puede no ser capaz de prevenir el dolor muscular por completo, puede reducir la intensidad y duración del dolor muscular si sigue algunas recomendaciones de ejercicio.

  • Progresar lentamente. El método de prevención más importante es aumentar gradualmente el tiempo e intensidad del ejercicio.
  • Haga un calentamiento completo antes de la actividad y enfríe por completo después.
  • Haga estiramientos suaves después del ejercicio.
  • Siga la regla de diez por ciento. Al comenzar una nueva actividad empezar lentamente y aumentar el tiempo y la intensidad no más del diez por cien por semana.
  • Contratar a un entrenador personal si no está seguro de cómo empezar un programa de ejercicios que sea seguro y eficaz.
  • Inicie una rutina de levantamiento de pesas nueva con pesos ligeros y altas repeticiones (10-12) y poco a poco aumente la cantidad de peso a levantar durante varias semanas.
  • Evite hacer cambios bruscos importantes en el tipo de ejercicio y en la cantidad de tiempo que hace ejercicio.

El dolor muscular puede ser un signo de una lesión grave. Si el dolor muscular no mejora dentro de una semana consulte a su médico.